Blogia
Canarias se Desnuda

Sin bañador ni complejos

Sin bañador ni complejos

Los ayuntamientos del litoral malagueño descartan emprender medidas sancionadoras como las de Cádiz contra los nudistas, al no haber ningún tipo de problemas ni quejas por parte del resto de los bañistas.

Tras la polémica prohibición del nudismo en las playas de Cádiz, al resto de ciudades costeras les asalta la duda de tomar una medida parecida o seguir como hasta ahora. De momento no ha habido problemas y así quiere seguir el Ayuntamiento de Málaga. Así lo asegura la concejala de playas, Teresa Porras, que comenta que hay "mucha playa" para que "cada uno haga lo que quiera". Eso sí, desde el Consistorio se pide respeto tanto a los que llevan bañador como a los que no, porque "se haga lo que se haga tiene que ser sin dañar al prójimo". Asegura que los 15 kilómetros de playas son más que suficientes para que "todos podamos convivir" y que lo importante es que cada uno vaya a la playa donde más cómodo se sienta.

Respecto al caso de Cádiz, desconoce hasta qué punto se puede sancionar a alguien que haga naturismo en una playa, así como tampoco sabe si es sancionable si alguien no se desnuda en las playas delimitadas para la actividad, porque en Málaga nunca ha tenido un problema de este tipo: "Nadie se ha quejado porque alguien practicara naturismo en sitios no específicamente habilitados". De hecho, la única quejas que conoce es por parte de los propios naturistas por la aparición de mirones, a los que Porras asegura que es "casi im posible combatirlos".

La misma queja presenta Rafael Ortiz, presidente de la Asociación Naturista-Nudista de Andalucía (ANNA) que asegura haber increpado alguna vez a alguno, porque "que me mire a mí o a mi señora me da igual, pero a los niños no". Añade que el naturismo es una filosofía de vida y que lo importante es "el contacto con la naturaleza" que al desvestirse se alcanza mejor, aunque no es estrictamente necesario ya que "muchos adolescentes van vestidos, debido a la época de fuerte alteración hormonal por la que atraviesan".

Respecto a la sanción gaditana explica que es un "atraco a mano armada" porque "la constitución no ampara ninguna medida sobre moralidad", así como añade que su colectivo ya está trabajando en el recurso.

Sin embargo, los orígenes del nudismo en Andalucía los encontramos en la playa Costa Natura de Estepona, donde la zona acotada de 1,5 kilómetros de arena se ve acompañada de un complejo de apartamentos y chiringuitos. En el resto de la localidad unicamente está permitido el top-less.

En Marbella, el rincón de los que van como Dios los trajo al mundo está en el paraje virgen de las Dunas de Artola. Aunque "no está reconocido como tal" la tradición ha hecho norma y "no hay ninguna queja, ni por parte de los naturistas, ni por parte de los textiles" certifica el concejal de Playas de la localidad, Antonio Espadas. De igual modo, el concejal descarta realizar ningún tipo de intervención exigiendo vestimenta a los bañistas, ya que "quien acude a Las Dunas sabe que encontrará tanto naturistas como no nudistas".

Rafael Obrero, responsable de las playas del Ayuntamiento de Benalmádena, tampoco pretende emprender ninguna acción porque, indica, "todo está regularizado" y "nunca hemos tenido ningún problema con la asociación Benalnatura ni por parte de los vecinos". La única playa nudista que existe se encuentra en la zona de Torrequebrada y recibe el nombre de Benalnatura. Este espacio fue creado en 1990, cuando un reducido grupo de personas decidió tomar el sol al desnudo.

Otro espacio donde no hay problemas con los nudistas es Almayate, la pedanía veleña que cada verano recibe a miles de naturistas. De hecho, según la Mesa del Turismo, se espera que visiten España 1,5 millones de naturistas extranjeros, siendo Andalucía uno de los principales destinos por ser la comunidad autónoma que dispone de más playas y centros de este tipo. Un negocio muy rentable al que casi nadie quiere renunciar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres